¿Qué es un tal P2P?

Mencioné el término "P2P" un par de veces en mis posts anteriores. Los expertos en P2P son la gente de la P2P Foundation, liderada por Michel Bauwens, y los indianos (inglés o español). La mayoría de lo que voy a decir al respecto, aprendí de ellos. Incluso traduje un libro de los indianos sobre el tema.

P2P es una abreviatura de par a par, es decir, persona a persona. (Hay muchas implicaciones technológicas, también, pero hablaremos de esos otro día.) Describe cualquier relación directa entre las personas, sin nigún intermediario o autoridad ajena. Esta disposición distribuida de personas y el flujo de información entre ellas contrasta con los modelos centralizados, pero también con los modelos descentralizados. Por la misma definición, cada par en la red tiene que poder comunicarse libremente con cada otro par. Si un par se rehusa o es incapaz de comunicarse, los otros pares siguen sin trabas.

Esto contrasta marcadamente con las estructuras organizacionales tradicionales. Aparte de pequeños colectivos informales, casi todas las organizaciones tienen algún grado de jerarquía, y eso tiene mucho que ver con el flujo de información. Con o sin alguien que puede dar órdenes, casi siempre hay alguien que tiene más información que los demás, y eso hace que esa persona sea el líder de facto. De manera consciente o inconsciente, está decidiendo quien recibe la información, cuando, y cuanta (sin mencionar la manera en que se presenta). Esto tiene una influencia fuerte sobre la capacidad de los demás de participar eficazmente en la organización.

En el Internet, eso cambia. La información se puede hacer disponible, y distribuida entre todos. Nadie tiene un monopolio sobre ella, ya sea formal o informal. Eso quiere decir que todos tienen un entendimiento compartido de las decisiones a tomarse. No quiere decir que tienen las mismas experiencias, prioridades, u opiniones–ser iguales no hace que las personas sean idénticas–pero sí quiere decir que la información no se retiene de algunos miembros a causa de su estatus social u organizacional.

Ésto crea todo tipo de posibilidad. Un grupo de personas que proponen ideas juntas como iguales tendrán mucho más ideas que el mismo múmero de personas reuniéndose como patrón y empleados. También tendrán más espacio para implementar esas ideas: podrían escoger una, o podrían probar varios en paralelo o de manera secuencial. Cuándo el poder se comparte de manera horizontal, en vez de apilarse de manera vertical, las personas son, bueno, empoderadas.

Pero si ningún miembro de la organización puede vetar cualquier otro, la única forma de seguir adelante y hacer trabajo real es tener acuerdos claros sobre el procedimiento desde el inicio. Una organización tiene que estar organizada. Las reglas para un grupo de iguales necesitan ser escritas cuidadosamente: sencillas, claras, y preferiblemente pocas. Deben ser bastante amplias, para anticipar situaciones novedosas. Obviamente, deben ser escritas por el grupo entero, y debe haber un proceso formal para actualizarlas según sea necesario. Pero las reglas para un grupo P2P tendrán un sonido distinto a las reglas tradicionales. Tradicionalmente, las reglas tratan de lo que uno debe hacer y no debe hacer, y los castigos por las infracciones. Las reglas P2P tratarán más de estructurar negociaciones contínuas entre los miembros. Las personas que colaboran como iguales no pasarán mucho tiempo pensando en medidas punitivas (excepto en casos graves). Pasarán su tiempo enfocadas en cumplir con las espectativas. Eso no garantiza que las cumplan cada vez, pero sí redirige el enfoque desde la disciplina a la auto-disciplina.

La membresía, segunda parte

En el último post, escribí sobre la relación entre los miembros, especialmente con las interesantes implicaciones de ser una organización P2P, sin figuras de autoridad. Pero nunca llegué a hablar sobre como definir la misma membresía.

En un cierto sentido, es casi inútil definir la membresía, porque cada cooperativa plataforma va a tener que iniciar el proceso de nuevo con sus propias necesidades y expectativas. Aún así, vale la pena ofrecer unas ideas, aunque sólo sirvan para iniciar conversaciones en otros grupos.

Una parte fundamental del cooperativismo es algo que se llama patrocinio. Esta es la parte del presupuesto que, si fuera a una sola persona o a un pequeño grupo de personas, se llamaría ganancia. Es el excedente que sobra cuándo los proveedores y trabajadores han sido remuneradas completamente. Cuando uno paga al fondo de patrocinio, es la manera de reconocer el trabajo de los compañeros. Cuándo uno recibe el pago de patrocinio, es la manera de los compañeros de decir que quieren que salga adelante. Típicamente, las cooperativas lo distribuyen anualmente, pero no lo tienen que hacer. Puede darse cuando un cooperativa decida.

Esto qué tiene que ver con la membresía? Bueno, por definición, los miembros son los que reciben patrocinio. En un cooperativa de trabajdores convencional dónde la gente llega a trabajar los cinco días de la semana, esto no require más comentario. En una cooperativa distribuida, sin embargo, dónde los miembros se ven rara vece, quizás nunca, esto podría ser problematico si un miembro pasara meses o años sin hacer trabajo. Podría seguir recibiendo patrocinio sin hacer nigúna contribución para nada. En una estructura P2P, no habría recurso después del hecho. El problema sólo se puede abordar antes de que occura, y de tal manera que todos tengan una incentiva activa a apoyar a todos los demás.

Podríamos lidiar con esto usando la puntación de reputación, pero la puntación de reputación se debe usar específicamente para encapsular la verdadera calidad del trabajo hecho, no para usarse como una medida disciplinaria. Podríamos hacerles un boicot por no enviarle más trabajo, pero el problema entero es que ya está haciendo trabajo insuficiente. No tenemos la opción de tratar de obligarle a tomar trabajo. Podríamos intentar despedirle, pero puedo asegurarles que sería un proceso largo y difícil.

Mucho mejor usar un sistema de incentivas que un sistema de desincentivas. Mi idea es ésta: distribuir el patrocinio inmediatamente, pero sólo a los trabajadores que han pagado al fondo de patrocinio en los últimos 90 días. (Noventa es un número arbitrario; podría ser 30, 365, o lo que sea.)

Por ejemplo: el miembro A hace un trabajo para un cliente, y se le paga. Los miembros B, C, y D reciben un pequeño pero bien acogido pago de patrocinio. El member E no recibe ese pago, porque él no ha pagado al fondo de patrocinio desde hace cuatro meses. Regresar al proceso no es difícil–todo lo que tiene que hacer es tomar un trabajo que paga al fondo, y volverá a recibir el patrocinio de nuevo, durante los próximos 90 días. Si la mayoría de los miembros de la cooperativa están trabajando regularmente, también recibirán patrocinio regularmente. Les conviene que los otros benficien. La reciprocidad, aunque sea indirecta, es integral a la estructura de la cooperativa.

Se podría hacer algo similar con los votos: para participar en un voto, uno tendría que haber participado en un mínimo de tres de los últimos cinco votos. Restaurar el voto a los miembros caducados se podría hacer votando “presente” para tres de cinco votos, o algo así.

Estas ideas hacen de la membresía más una actividad que una condición. Habría que optar por participar continuamente. Así que, así defino la membresía: los que han optado por participar (recientemente).

La membresía, primera parte

La membresía de una cooperativa plataforma es una cuestión interesante. Por un lado, parece que las barreras de entrada deben ser bien bajas, porque eso es democrático y abierto, que es un valor cooperativo. Por otro lado, las barreras de entrada deben ser bastante altas, porque se trata de un sitio de trabajo, y le conviene a cada trabajador que todos los demás trabajadores sean capaces de trabajo de alta calidad.

Si los clientes también son miembros (aún con distintos derechos y responsabilidades), esa es otra complicación. La razón por tener presente a los clientes sería para el apoyo mútuo y para aumentar tanto la calidad como la cantidad del trabajo.

Y hay un todavía otra complicación si la cooperativa es plenamente distribuida y P2P (compartida entre pares). Si nadie es capaz de imponer las normas de calidad después del hecho–porque nadie tiene esa autoridad institucional–la única forma de imponer las normas de calidad es con la puntación de reputación. Si los clientes y hasta otros trabajadores son atraídos a trabajadores con mejor puntación de reputación, eso quiere decir que cada trabajador responde a sí mismo/a por hacer el mejor trabajo posible, para aumentar su reputación. (A propósito, debe haber multiples formas de mejorar la puntación de reputación, o los nuevos trabajadores nunca tendrán la oportunidad de alcanzar. Tal vez vincular lo que se cobra a la puntación crearía una incentiva a los clientes a investigar todas las opciones. Pero eso es otro tema.)

Usar la puntación de reputación significa que una cooperativa plataforma es equitativa, pero no estrictamente igualitaria. Ni el trabajo ni el pago serán iguales entre los trabajadores. Tampoco se puede asumir que cualquier trabajador pueda reemplazar a cualquier otro en términos de calidad o especialización. Sin embargo, a la hora de tomar decisiones sobre la misma cooperativa y como funciona, la política tradicional de un miembro, un voto se mantendrá.

Pero hay todavía más que considerar. El mejor modelo que tenemos de organizaciones P2P son los muchos proyectos que se auto-organizan para producir el software de código abierto. La mayoría del software de código abierto es producido por voluntarios, pero aparte de eso, hay muchísimos paralelismos, el mayor de los cuales es que la reputación se gana haciendo el mejor trabajo. Su trabajo es disponible al público, así que la calidad del software de código abierto sigue aumentando de manera continua. Pero eso no quiere decir que esté tranquilo dentro de los proyectos o entre los proyectos. Puede haber discusiones acérrimas dentro de la comunidad. Si no se pueden resolver, el lado con menos personas puede separarse del grupo en lo que se conoce como un “fork”. Tienen el código (por ser abierto, disponible a todos), pero no tienen tanta gente para desrrollarlo. Esto es riesgoso para ambos lados, porque mientras la mayoría de los forks acaban en fracaso, los que sí logran el éxito típicamente eclipsan el proyecto original.

Menciono esto porque lo mismo podría ocurrir en una cooperativa plataforma. La posibilidad siempre existe, porque sin ninguna autoridad central que les obligue a quedar a los miembros, los miembros son libres a salir. La forma de mitigar este riesgo es en que los miembros consideren sus propias acciones a la luz del bien de la organización entera, porque si no lo hacen, puede que los otros miembros no reciproquen. En vez de preguntar lo que puede hacer la cooperativa por ellos, los miembros necesitan preguntarse lo que pueden hacer por la cooperative–y no una vez o dos, sino diariamente.

Así que, hay una interesante tensión. En un cierto sentido, los trabajadores compiten entre sí para ganar puntación de reputación (y trabajo). A la vez, no le conviene a nadie que el equilibrio se incline excesivamente a ningún lado, y mucho menos que parezca que haya un sesgo en el sistema, porque trabajadores descontentos siempre tienen un recurso disponible.

Seguiremos con este tema en el próximo post.

¿Por dónde comenzar?

Una cooperativa es una organización que es propiedad de los que la usan. Mi variedad preferida es la cooperativa de trabajo, que es propiedad de y manejada por la gente que trabaja en ella. Una “cooperativa plataforma” significa que la cooperativa se organiza en línea, por medio de un sitio web y/o aplicación–la plataforma. Ha de ser propiedad de los trabajadores, pero también hay espacio para que participen los consumidores, posiblemente incluso como dueños. En linea, la distinción entre productor y cliente no tiene que ser tan aguda como la manera en que las hemos entendido.

Sólo hay unas pocas las cooperativas plataforma existentes actualmente… que se identifican así, es decir. Ideas similares han existido desde hace muchos años. Los dos mejores ejemplos son Stocksy, un banco de imágenes, y Resonate, un sitio de streaming de música.

La definición es bien amplia, y tenemos sólo unos poco ejemplos para emular, así que las posibilidades son casi infinitas. Si las cooperativas tradicionales son una indicación, las cooperativas plataforma serán muy diversas. Eso quiere decir que nadie es obligado a seguir el modelo que describo. Por ejemplo, voy a meterme a lo que haría falta para que fuera una cooperativa plataforma plenamente P2P, y manejarla on the blockchain. Claro es que eso no es un requisito. Probablemente el único requisito real sería software que permite que los trabajadores se comuniquen y que los clientes los contacten.

A quién le interesería unirse a una cooperativa plataforma? Los más eligibles son personas en profesiones que no son fáciles de convertir en una cooperativa de trabajadores. En otras palabras, personas que trabajan solas (como fotógrafos) o en grupos muy pequeños (como grupos musicales, o traductores). Estos trabajadores no requieren colegas para hacer sus trabajos–lo que no significa que no se acepte el apoyo–sino más bien, para administrarlo y hacer mercadeo. Y por supuesto, esto abarca los ejemplos frecuentamente citados de una versión propiedad de los trabajadores de Uber o AirBnb.

¿Qué demonios es una cooperativa plataforma?

Estoy considerando convertir Level Translation en una cooperativa plataforma.

¿Qué demonios es una cooperativa plataforma?

La frase “cooperativa plataforma” es muy nueva, inventada hace sólo un poco mas de un año por Trebor Scholz. Como muchos otros, Scholz es muy crítico de lo que se etiqueta falsamente la “economía compartida”: AirBnB, Uber, TaskRabbit, etcétera. Estas compañías no se deben asociar con la palabra “compartir” para nada, porque, bueno, no comparten. Crean una aplicación (una “plataforma”) para conectar a los usuarios con personas que tienen algo para alquilar (auto, espacio, tiempo), y cobran una comisión por eso. Esto es lo que dice la introducción a un ensayo largo de Scholz:

Con estos nuevos intermediarios que extraen ganancias de interacciones no previamente monetizadas, que crean nuevas formas de hiper-explotación y extendienden la precariedad a lo largo de la fuerza de trabajo, ¿qué podemos hacer? Scholz insiste que necesitamos no solo resistencia sino una alternativa positiva. El llama esta alternativa “el cooperativismo plataforma,” que abarca nuevos modelos de propiedad para el Internet. El cooperativismo plataforma insiste que solo podremos enfrentar los muchos males de la economía compartida—es decir, el capitalismo plataforma—cambiando la propiedad, estableciendo la governanza democrática, y revitalizando la solidaridad.

En otras palabras, el Internet necesita las cooperativas plataforma por exactamente la misma razón que la economía tangible necesita las cooperativas tradicionales, y las cooperativas de trabajo en particular. Los trabajadores deben ser dueños de los medios de producción.

¿Cómo funciona una cooperativa plataforma?

Eso es lo que investigaremos en los posts venideros. Vamos a hablar sobre…

  • la membresía
  • organizaciones P2P/DAPPs/DAOs/el blockchain
  • gobernanza
  • puntación de reputación
  • podemos ganarnos la vida?
  • ejemplos existentes
  • la tecnología vs. la comunidad
  • lo que surja en el camino

Pero, una advertencia: Soy nuevo en esto. Tengo muy pocas respuestas en este momento, y de hecho, la verdad es que todavía estoy explorando lo que son las preguntas. Tu participación no es solamente bienvenida, es el mismo motivo por hacer esto. Pero en vez de el sistema tradicional de comentarios de WordPress, estoy usando el plugin de GNU social construido por mis amigos en Las Indias, y porqué no, también voy a usar su nodo de GNU social. Espero que te unas.